Bienvenidos a un nuevo capítulo de mi guía SEO. Luego de darte la introducción al tema, me propuse contarte cómo debes optimizar tu web para aparecer en los primeros resultados de búsqueda. En el tercer capítulo, te conté cuáles son los errores más comunes que se cometen respecto al SEO.

Y este artículo es el más interesante de todos. Te cuento cómo definir una estrategia SEO.

“¿Por donde comienzo?” “¿Qué aspectos tengo que tener en cuenta desde el momento cero?” “¿Cómo sé si lo estoy haciendo bien?”

Mi propósito es resolver tus dudas y darte herramientas para que puedas desarrollar tu propia estrategia exitosa paso a paso.

Antes que nada, te dejo mis otros artículos sobre SEO que seguramente te interesarán:

Cómo definir una estrategia SEO. Paso a paso:

Primer paso: Crear tu buyer persona

En realidad, este tiene que ser tu primer paso al establecer tu estrategia de marketing digital. Saber a quién te diriges, cómo es tu potencial cliente, es un trabajo súper necesario, pero que muchos optan por obviar.

El buyer persona es la representación ficticia y generalizada de tu cliente ideal.

¿Por qué es importante conocer quien es tu buyer persona?

Porque una vez que conozcas el perfil de tu cliente ideal, la misión de predecir su comportamiento de búsqueda e identificar cuáles son sus principales problemas, se hace mucho más simple.

¿Cómo se crea un buyer persona?

Puedes recurrir a la investigación, encuestas y entrevistas de tu público objetivo.

Si ya tienes clientes, que han comprado tus productos o servicios, apóyate en esa base. Puedes entrevistarlos o hacerles un cuestionario para conocerlos mejor.

Algunas preguntas que les puedes hacer:

  • Datos demográficos: Nombre, edad, sexo, educación, profesión, estado civil.
  • ¿Cuáles son tus cualidades y debilidades?
  • Objetivos y desafíos: ¿Cuáles son tus objetivos a corto, mediano y largo plazo? (tanto personal como profesionalmente. ¿Cómo ayuda nuestro producto o servicio en el logro de sus objetivos? ¿Cuáles son tus desafíos/retos?
  • Comportamiento: ¿Cómo es su rutina diaria?
  • ¿Qué medios de comunicación utiliza? ¿Qué redes sociales? ¿Cuál es su comportamiento en estas?

Una vez que tengas definido tu perfil de cliente ideal, podemos continuar con el siguiente paso.

Segundo paso: Definir tus Objetivos

Siempre que plantees una estrategia, debes tener en claro cuales son los objetivos. Qué quieres lograr. Qué debe suceder para considerarla exitosa.

El objetivo principal del SEO es aparecer en las primeras páginas de resultados. Puedes comprender que este objetivo puede resultar imposible para todas las palabras claves.

El objetivo debe tener un tiempo de límite, para transformarlo en meta. Por ejemplo, querer posicionar tu artículo líder para determinado término de búsqueda.

Tercer paso: Definir tus palabras claves (Keywords)

El siguiente paso será realizar un análisis del tipo de búsqueda que realizan las personas y cuáles son los mejores términos de búsqueda que lograrán posicionar tu sitio.

Como ya te mencioné anteriormente en otro de mis post, las palabras claves o keywords son aquellas palabras o frases que introducimos en el buscador para encontrar información relacionada.

Lo que debemos buscar ahora son aquellas palabras claves que pueden llevar a los usuarios a determinadas páginas de nuestra web.

Realizar un buen análisis te evitará dedicar tiempo y esfuerzo en posicionar palabras claves que no te beneficiarán. Esto puede deberse a que:

  • Son palabras claves con muchas búsquedas, muy genéricas, por lo cual la competencia es mucha y fuerte.
  • O todo lo contrario, son palabras claves que no cuenta con ninguna búsqueda, por lo que no llevarán tráfico a tu web.
  • Son palabras claves que atraen visitantes equivocados o que tu contenido no satisface ninguna necesidad de ellos.

La búsqueda y correcta selección de palabra clave es fundamental para el éxito en cualquier tipo de blog.

Clasificación de palabras claves

La clasificación más común de palabras claves se da  por el número de búsquedas que se pueden establecer en torno a ellas. Así se clasifican en:

  • Head tail keyword: Son las que poseen el mayo volumen de búsquedas mensuales para un determinado nicho. Son términos muy genéricos, y que además tienen mucha competencia. Son las más difíciles de posicionar. Por ejemplo, términos como “educación”, “perros”, “auto”, “hotel”.
  • Middle Tail keyword: En estas búsquedas se especifica un poco más pero siguen siendo muy amplias. El volumen de búsqueda puede ser menor, pero igualmente resultan complicadas de posicionar para páginas nuevas o con poco o nulo link building. Ejemplo: “educación pública” “autos baratos”, “hotel 5 estrellas” etc.
  • Longtail Keywords: Estas son las ideales porque son más concretas. Son frases más largas y más específicas, y con mucho menos competencia. Por ejemplo, “alimento saludable para perros caniche”, “comprar autos baratos en Buenos Aires”, “educación pública universitaria en Argentina”, “hotel 5 estrellas en Madrid”.

Cómo realizar el análisis de palabras claves

Apóyate en las herramientas. Actualmente, hay una amplia variedad de herramientas de SEO que puedes utilizar y son gratuitas. Te paso el detalle de algunas de ellas:

GOOGLE TRENDS

Google Trends es una herramienta gratuita diseñada para analizar las tendencias de las palabras clave en las búsquedas. Básicamente, permite ver lo que la gente busca en Google. Facilita los datos de evolución de la popularidad en el tiempo de ciertas keywords en las consultas realizadas por los usuarios. Además, permite acotar esos datos según el tiempo, la zona geográfica y tipo de búsqueda que se elija.

Ir a Google Trends

KEYWORD PLANNER

Para utilizarla, solo basta con tener una cuenta en Google Ads. Esta herramienta ayuda a encontrar las palabras o frases que más buscan los usuarios de acuerdo con el idioma y el país.

Ir a Keyword Planner de Google

SEMRUSH Y UBERSUGGEST

Son herramientas parecidas, pero fundamentales. Entre otras cosas permiten saber:

  • Volumen de investigación mensual.
  • Número de resultados.
  • Palabras clave relacionadas.
  • Variaciones de la palabra clave.
  • Cuales son los 20 primeros puestos en Google y qué necesitas para aparecer allí.
  • Tendencia de crecimiento volumen de la búsqueda.
  • Precio del CPC para campañas de Google Ads.

Ir a SEMRush

Ir a Ubersugest

¿Dónde incluir las palabras claves?

Primero que nada, en el título, subtítulos y a lo largo del texto. También es importante que tengan presencia en las URL, en las etiquetas y en la metadescripción.

Si las utilizas a lo largo del texto, puedes resaltarlas, usando negritas, cursiva o subrayado.

Recuerda que es un error sobreoptimizar la palabra clave! No satures el contenido. No las utilices en repetidas veces, más que beneficiarte, eso te perjudica. Siempre mantén la coherencia y semántica del texto.

Cuarto paso: Analizar a la competencia

Principalmente, lo que deberías analizar son aquellas empresas que tienen mayor presencia en las búsquedas en donde deseas aparecer.

Analiza cómo han posicionado palabras claves, cuales, qué les ha dado más rédito. No con el fin de copiar exactamente, sino para orientarte.

SemRush y Ubersugest también sirven para compararte con la competencia y ver qué palabras claves han posicionado y generar informes detallados.

También se pueden utilizar herramientas como Screaming Frog, y MozBar.

Quinto paso: Analiza tu web

Este paso creo que te lo explico a fondo en mi artículo Web optimizada para SEO. Para leerlo completo, seguí este enlace:

Allí podrás ver a qué factores tener en cuenta tanto on page como off page para no dar ventajas y que tu web pueda ser posicionada en los primeros lugares.

Desde fortalecer tu contenido, hasta probar tus enlaces y aumentarlos, mejorar tus URL, reorganizar la estructura de tu web hasta verificar tu velocidad y seguridad.

Y siempre… Medir los resultados

Como he mencionado en reiteradas oportunidades, una de las grandes ventajas que tiene el marketing digital por sobre el tradicional, es la posibilidad de medir al instante cómo están dando los resultados.

Llevado al SEO, analizar y medir los resultados permitirá resolver más rápido los problemas de la página, ya que tendrás en detalle los errores de tu página que son detectados por Google.

Las herramientas más utilizadas para la medición son dos gratuitas: Por un lado, Google Search Console y la otra Google Analytics, que permite analizar el tráfico online y da métricas muy importantes para el marketing.

Conclusiones

Ya está claro que el SEO es un proceso largo y que lleva trabajo, y del cual se esperan ver buenos resultados al largo plazo.

Se puede armar una buena estrategia SEO sin ningún presupuesto, lo que lo hace principalmente atractivo para emprendedores o startups.

Con herramientas adecuadas se puede realizar un análisis previo sobre a quien le apuntas con tu contenido y cómo llegar a él. Con los objetivos claros, ya puedes empezar a delinear todos los aspectos claves de tu web, para posicionarla entre los primeros lugares y que sea visible para tu público objetivo.

Este ha sido el último de los artículos sobre SEO que componen esta Guía SEO básica. Ya sabes los conceptos básicos del SEO, cómo optimizar tu web, conoces cuáles son los errores más comunes y sabes cómo definir una estrategia SEO.

En lo personal, me encantaría ayudarte. Como te dije anteriormente, es un tema que me apasiona, dentro del Marketing Digital y a los que le he dedicado más tiempo y preparación. Por eso, si estás en la situación de necesitar un Consultor o especialista SEO, puedes contactarme, no lo dudes.