Como te prometí en mi artículo anterior, siguiendo con esta guía de publicidad digital, voy a hablarte de plataformas y modalidades de cobro en la publicidad digital. Es decir, como un anunciante pagará por los anuncios.

Esto dependerá de la plataforma donde se quiera publicar la campaña.

Antes que nada, quiero invitarte a leer mis dos artículos anteriores, donde, en el primero de ellos te doy una introducción a la publicidad digital y en el segundo, te cuento cuales son los principales formatos de publicidad digital:


Ahora sí, comencemos con el tema de este post:

¿Donde y cómo llevar a cabo las campañas publicitarias en Internet?

Como ya te vengo comentando, hay varias opciones. Elegir una u otra dependerá de tu estrategia de marketing digital y de los objetivos que quieras lograr con estas campañas.

El desarrollo de pautas publicitarias en sitios webs vinculados que visiten los potenciales clientes suele ser una interesante opción. Se puede recurrir a una agencia de medios, que elabore e implemente un plan publicitario en los sitios web más adecuados.

Otra alternativa es recurrir a las redes que nos permitirán lograr mayor cobertura ya que en general incluyen una gran cantidad de sitios web. Una excelente opción es utilizar la red de contenidos (red de display) de Google Ads.

Finalmente, también se puede optar por realizar publicidad en aquellos sitios web relevantes para el negocio, contratando directamente sus servicios. Esto nos permitirá negociar mejores tarifas y elegir los medios para nuestras campañas.

daianadigitalmkt - Modalidades de cobro 01

¿Cuáles son las modalidades de cobro en publicidad digital?

El objetivo de este artículo es hablarte de cómo se cotizan y pagan los espacios publicitarios. Las empresas dueñas de una plataforma y página web cobran a sus anunciantes diferentes tarifas. Las principales modalidades de cobro en publicidad digital son:

Costo por mil impresiones

Consiste en cobrar una cantidad de dinero por cada 1000 veces que aparece un anuncio o banner en un sitio.

Los servidores de anuncios irán acumulando la cantidad de impresiones que se van realizando del anuncio hasta llegar al total contratado. Al llegar al total el anuncio ya no se mostrará. En general los espacios donde aparecerán este tipo de anuncios no son exclusivos sino que se comparten con otros anunciantes.

Este modelo permite establecer un valor prefijado por cada contacto efectivo entre la marca y el navegante eliminando la incertidumbre sobre la cantidad de personas que verán el anuncio (como puede tener el modelo de Patrocinio).

El modelo de CPM es utilizado aún por muchos portales y medios digitales. Es ideal para sitios que tiene una gran cantidad considerable de visitas por ejemplo diarios como La Nación o Infobae.

Costo por clic

El modelo CPC o Costo por Click  consiste en cobrar al anunciante por cada vez que alguien hace clic en su anuncio de texto. Esto es independiente de la cantidad de exposiciones que haya tenido el anuncio. Es decir, si nadie hizo clic en él, el costo es $0.

Este modelo es muy favorable para los anunciantes ya que solo pagarán por aquellos navegantes que hayan demostrado un interés genuino en el mensaje desarrollado en el anuncio que se materializa en la realización del clic. Salvo excepciones un clic nos muestran comportamiento e intención, por eso es muy importante que los anuncios llamen a la acción de una forma clara para que la gente entienda que debe hacer clic para obtener lo que se está ofreciendo. En el mundo digital a este llamado lo denominamos call to action.

Algunos llamados a la acción son: “clic aquí para comenzar” “quiero saber más” “regístrese aquí”.

El modelo de CPC es utilizado por medios como Google y Facebook para las campañas publicitarias en sus plataformas.

Costo por conversión o adquisición

El modelo CPA o Costo por Adquisición establece un importe (o un porcentaje) que deberá abonarse por cada venta que se genere dentro del sitio web del anunciante luego de un click recibido en el medio.

En otras palabras, en esta modalidad, el anunciante paga cada vez que se logra un objetivo planteado, esto puede ser, un video visto, una compra realizada, etc.

Un ejemplo de este tipo de modelo es el Marketing de Afiliación. El Marketing de Afiliación permite a medios digitales, blogs o incluso listas de correo, ofrecer productos y servicio de terceros y cobrar un porcentaje de las ventas realizadas. Las ventas se realizan el sitio del proveedor del producto y el medio solo debe ocuparse de su promoción.

Costo por Lead

El modelo CPL o Costo por Lead establece un importe que deberá abonarse por cada lead que se genere dentro del sitio web del anunciante luego de un click recibido en el medio.

Un lead es un usuario que ha entregado sus datos, completando un formulario web, y como consecuencia, pasa a ser un registro de su base de datos con el que la organización puede interactuar.

Este modelo es también muy favorable para los anunciantes ya que solo pagarán por aquellos resultados concretos que tengan en sus sitios web. Sin embargo, mucho medios digitales pueden ser renuentes a este tipo de modelos ya que no tienen control ni injerencia en el proceso que lleva a los navegantes a realizar la conversión en el sitio del navegante.

Costo por tiempo

Muchos sitios cobran sus espacios publicitarios por el tiempo en que se exhibirán los banners. Puede ser por horas, días, meses y años, dependiendo del poder de negociación del sitio.

Plataformas importantes como YouTube o Twitter, que tienen cientos de miles y hasta millones de visitas por día, tienen costo por tiempo: Cobran por estar en su portada.

Costo por View

Se trata del método de ofertas por el que se paga cada vez que se reproduce un video.

En un mundo Cada vez más visual, y cada vez más utilizado ya que los contenidos de video se están volviendo cada vez más populares. Este se convierte en uno de los métodos que más en cuenta deberíamos tener. Dependiendo de la plataforma tiene distinta duración. Por ejemplo en YouTube se cobrará cuando el video se reproduzca por 30 segundos, o si dura menos, cuando finalice. Todas se cuentan cuando comienzan.

Patrocinio

El patrocinio es el modelo de costo más viejo y el que más se asimila con la publicidad tradicional.

Este modelo de costos propone una presencia fija (en general exclusiva) en una página web (o sección) y habitualmente se cobra en función al tiempo en el que la publicidad aparecerá y también al tamaño de la pieza publicitaria. Se asemeja mucho a lo que en la publicidad tradicional son las publicaciones gráficas en diarios o revistas.

En el caso de la publicidad digital, los Adservers o Servidores de Anuncios, mostrarán este tipo de anuncios en forma exclusivo en el espacio designado hasta llegada la fecha de vencimiento de la publicidad.

Conclusiones y futuros post

Como ves, existen diferentes formas para pagar por publicidad en medios digitales. Cada plataforma tiene su modalidad, y los costos varían en cuanto a la acción que requieren y el espacio que ocupen.

Como anunciante, escoger entre uno u otro medio dependerá de tus objetivos, tu presupuesto y el formato de publicidad que realices y donde la publiques.

En mis próximos post continuaré profundizando sobre publicidad online. Me centraré en un tema clave, que debes conocer a la perfección y es el marketing en buscadores, mediante Google Ads.

Como siempre digo, cualquier duda que tengas o si quieres comenzar a implementar campañas de publicidad online en tu negocio, puedes contactarme y nos pondremos a trabajar en el tema.

Puedes escribirme, completando mi formulario de contacto o seguime en redes sociales: Instagram y LinkedIn.