Bienvenido nuevamente!

Hoy te traigo un nuevo artículo para vos emprendedor!

Te hablé anteriormente sobre cómo ser un emprendedor exitoso, y te di aquellas características comunes que tienen aquellos que han logrado prevalecer con sus negocios propios. Si todavía no lo leíste y quieres saber si puedes ser uno de ellos, te dejo el link para que lo veas!

Cómo ser un emprendedor exitoso

En este artículo me centraré en lo que es una idea de negocio. Todo emprendimiento comienza con una idea, ¿no? Pero no todas las ideas de por si pueden llevarte a tener un negocio de éxito. Para ello, tienes que trabajarla. Y en este post te explico como.

Ah y lee hasta el final, que tengo una sorpresa!

La idea de Negocio

El puntapié inicial del emprendedor, es, evidentemente, tener una buena idea de negocio.

La idea es la simple expresión de necesidad que se quiere satisfacer, el producto que se quiere vender, el servicio que se pretende prestar. Es un simple enunciado, por ejemplo “vender zapatos”. Esta idea, luego debe ser analizada, trabajada, para convertirla en una idea empresarial y poder evaluar su posible viabilidad.

Entonces, como primera medida tienes que tener en cuenta que:

daianadigitalmkt - Idea de Negocio 01

Fuentes de Inspiración para una Idea de Negocios

En principio, existen múltiples fuentes de inspiración:

  • La invención propia.
  • El interés personal, los hobbies y habilidades: Por ejemplo, chefs que fundan restaurantes, o diseñadores de ropa que lanzan sus propias marcas.
  • Tendencias sociales, como cambios demográficos, estilos de vida, moda y alimentación.
  • Deficiencias de empresas existentes en productos, logística o servicio.

Quiero que tengas en claro que no es necesario provocar un cambio radical para crear un negocio exitoso. Muchas grandes empresas han nacido de la aplicación de nuevos enfoques y usos para productos existentes o de la implementación de cambios en los modelos de comercialización.

Las ideas simples pueden llegar a ser semilla de exitosos negocios, así como pueden fracasar las ideas brillantes si no se las trabaja de manera adecuada.

Búsqueda de ideas

Antes de comenzar el proceso de generación de ideas es necesario acumular datos en tu mente.

A continuación te doy unos tips para facilitarte una primera búsqueda de ideas:

  • Piensa en tus puntos fuertes. ¿Cuáles son tus cualidades y habilidades más destacadas?
  • Identifica qué productos o servicios te gustaría que le ofrecieran y averigua si existen en el mercado.
  • Recurre a fuentes de confianza: Tus amigos y conocidos. Puedes Pedirles ideas, o sugerencias o ver qué necesidades tienen y no pueden satisfacer actualmente.
  • Lee todo lo que encuentres sobre negocios.
  • Haz una lista de los negocios que conoces y que te parecen interesantes y exitosos. Piensa cómo se hicieron y si se pueden mejorar o combinar con otros negocios.
  • Si tienes la posibilidad de viajar, toma nota de los negocios que existen en el extranjero y no en tu país.
  • Asiste a seminarios y conferencias que traten sobre PYMES, financiamiento para emprendimientos y creación de nuevos negocios.
  • Busca ideas en ferias y exposiciones.

¿Cómo se trabajan las ideas?

Con una idea no se tiene un negocio, pero es un buen comienzo. Por tal motivo, se debe analizar la idea que tenemos, para comprobar su viabilidad.

Como sabes, emprender tiene una cuota de riesgo. Pero este riesgo se lo puede disminuir si aumenta la información que tenemos.

Para trabajar una idea, debes preguntarte:

  • ¿Cuál es el factor clave de mi posible negocio?
  • ¿Qué necesidad intento satisfacer? ¿Quiénes sienten esa necesidad?
  • ¿Qué productos satisfacen hoy esa necesidad?
  • ¿Alguien estaría dispuesto a pagar para lograr la satisfacción de esa necesidad? ¿Cuánto?

Elegir siempre significa renunciar a algo. Cuando se elije una idea, se están descartando otras. Para minimizar la posibilidad de equivocarse, hay que evaluar las ideas considerando qué significan y qué riesgos implican.

Las variables que generalmente se deben considerar con detenimiento son:

  • El monto de la inversión inicial
  • La novedad de la idea
  • La complejidad para transmitirla al mercado
  • La cantidad de competidores actuales y potenciales
  • El grado de dificultad en la implementación
  • La tecnología y los conocimientos requeridos
  • El potencial de crecimiento
  • El éxito de negocios similares en el país y en el exterior
  • La compatibilidad con gustos e intereses personales.

Luego de este análisis estarás en condiciones de desechar las ideas poco interesantes y centrarte en aquellas que tienen posibilidades. No se debe comenzar con el plan de la empresa sino se tienen indicios justificados de que la idea tiene posibilidades para no esforzarse en algo inviable, técnica, económica o financieramente.

La oportunidad de negocio

En general, hay muchas más buenas ideas que buenas oportunidades para concretarlas. Las oportunidades emprendedoras son situaciones en las cuales nuevos productos, servicios, materiales y métodos de organización pueden ser introducidos en el mercado para crear un valor superior. (Casson, 1982).

Una oportunidad de negocio viable ocurre cuando un producto o servicio se puede vender en suficiente volumen para cubrir todos los costos y generar el beneficio deseado.

Una nueva oportunidad de negocio ocurre cuando:

  • Se identifica un mercado previamente no conocido
  • Se descubre o desarrolla una nueva necesidad
  • Se identifica una mejor manera de servir a un mercado

El mercado está continuamente cambiando: aumentos de población, variaciones demográficas y avances tecnológicos son sólo algunas de las áreas en que ocurren los cambios. El emprendedor perceptivo identificará las oportunidades de negocios que crean todos estos cambios.

Conclusiones… Y la sorpresa!

¿Estás en la búsqueda de una gran idea?

Puedes tenerla o encontrarla, sin embargo, es importante que consideres que los negocios exitosos se desarrollan en base a buenas ideas, pero no son los únicos factores en juego.

Una recomendación para encontrar buenas ideas es, simplemente, OBSERVAR el entorno. Y de esa forma ver qué cosas están faltando, qué necesidades insatisfechas existen y analizar si la gente consumiría determinado bien o servicio.

Ahora que ya sabes que es una idea de negocio, puedes trabajar tu idea para ver la factibilidad de que tenga éxito en el entorno en que se desarrollará.

Finalmente, te cuento la sorpresa…

En mi sección de recursos, te dejo una plantilla muy completa para que verifiques no solo si tu idea puede convertirse en una buena idea de negocio, sino también tus habilidades cómo emprendedor.

También, recorda que podes seguirme en mis Redes Sociales: Instagram y LinkedIn.